Ya, ya sé que está muy visto y todo eso, pero la verdad es que quiero que forme parte de esta página porque, y aunque me llaméis iluso, me siento muy identificado con la forma de pensar implí­cita en este discurso (en realidad no es una carta).

Y aunque es más que probable que estas palabras no salieran nunca de la boca del Indio Seattle, y que sólo fueran fruto de la imaginación y retórica de Henry A Smith (periodista divulgador del episodio), el mensaje me parece tremendamente adelantado a su tiempo.

Parece que el hombre blanco (nosotros), con Estados Unidos a la cabeza, no ha cambiado sus métodos. Sólo ha mejorado sus armas.

Indio Seattle

Discurso del jefe indio Sealth en respuesta al gobernador territorial Isaac I. Stevens.
(a.k.a. Carta del indio Seattle al presidente de Estados Unidos) – Enero de 1854

El gran jefe de Washington envió palabra de que desea comprar nuestra tierra. El gran jefe también nos envió palabras de amistad y buenos deseos. Esto es muy amable de su parte, desde que nosotros sabemos que tiene necesidad de un poco de nuestra amistad en reciprocidad.

Pero nosotros consideramos su oferta; sabemos que de no hacerlo así­ el hombre blanco puede venir con pistolas a quitarnos nuestra tierra.

El gran jefe Seattle dice: “El gran jefe de Washington puede contar con nosotros sinceramente, como nuestros hermanos blancos pueden contar el regreso de las estaciones. Mis palabras son como las estrellas – no se pueden detener”.

¿Cómo intentar comprar o vender el cielo, el calor de la tierra? La idea nos resulta extraña. Ya que nosotros no poseemos la frescura del aire o el destello del agua. ¿Cómo pueden comprarnos esto? Lo decidiremos a tiempo.

Cada pedazo de esta tierra es sagrado para mi gente. Cada aguja brillante de pino, cada ribera arenosa, cada niebla en las maderas oscuras, cada claridad y zumbido del insecto es santo en la memoria y vivencias de mi gente.

Sabemos que el hombre blanco no entiende nuestras razones. Una porción de muestra tierra es lo mismo para él, que la siguiente; para él, que es un extraño que viene en la noche y nos arrebata la tierra donde quiera que la necesite. La tierra no es su hermana sino su enemiga y cuando la ha conquistado se retira de allí­. Deja atrás la sepultura de su padre, no le importa.

Plagia la tierra para su hijo, no le importa. Olvida tanto la sepultura de su padre como el lugar en que nació su hijo. Su apetito devorará la Tierra y dejará detrás sólo un desierto. La sola vista de sus ciudades, llenas de pánico a los ojos del piel roja. Pero quizá esto es porque el piel roja es un “salvaje y no entiende…

No existe un lugar pací­fico en las ciudades del hombre blanco. Ningún lugar para oí­r las hojas de la primavera o el susurro del vuelo de los insectos. Pero quizá porque yo soy un salvaje no logro comprenderlo, el repiquetear parece que insulta los oí­dos ¿Y qué vivir, si el hombre no puede oí­r el adorable lamento del chotacabras o el argumento de las ranas alrededor de una charca en la noche?

El Indio prefiere el agradable sonido del viento lanzado sobre la cara del estanque, olfatear el viento limpio por un mediodí­a de lluvia o esencia del pino. El aire es algo muy preciado para el piel roja. El hombre blanco parece no notar el aliento del aire. Como un agonizante de muchos dí­as, está aterido para olfatear.

Si decidiera aceptar lo harí­a con una condición. El hombre blanco debe tratar a las bestias de esta tierra como a sus propios hermanos. Yo soy un salvaje y no entiendo ninguna otra forma. He visto millares de búfalos muertos por el hombre blanco, para que pudiera pasar un tren.

Yo soy un salvaje, y no entiendo como el humo del caballo de hierro puede ser más importante que el búfalo, el que nosotros matábamos solamente para poder sobrevivir ¿Qué es el hombre sin las bestias? Si todas las bestias fuéranse el hombre morirí­a de una gran depresión de espí­ritu. Cualquier cosa que le pase a los animales le pasará también al hombre. Todos los seres están relacionados. Cualquier cosa que acontezca a la tierra acontecerá también a sus hijos.

Nuestros hijos han visto a sus padres humillarse por la defensa. Nuestros guerreros han sentido vergí¼enza, y han cambiado sus dí­as a la ociosidad, y contaminan sus cuerpos con dulce comida y bebida. Importa poco donde pasaremos el resto de nuestros dí­as – no somos demasiados.

Unas pocas horas, unos pocos inviernos y ninguno de los niños de las grandes tribus, que alguna vez vivieron sobre la Tierra, saldrán para lamentarse de las tumbas de una gente que tuvo el poder y la esperanza.

Sabemos una cosa que el hombre blanco puede alguna vez descubrir. Nuestro Dios es su mismo Dios. Ustedes piensan ahora que lo poseen, como desean poseer nuestra tierra. Pero no puede ser. í‰l es el Dios del hombre y su compasión es indistinta para el blanco y para el rojo. La Tierra es algo muy preciado para í‰l, y el detrimento de la Tierra, es una pila de desprecios para el Creador. A los blancos les puede pasar también, quizá pronto, lo que a nuestras tribus. Continúen contaminando su cama y se sofocarán una noche en su propio desierto.

Cuando los búfalos sean exterminados, los caballos salvajes amansados, la esquina secreta de la floresta pisada con la esencia de muchos hombres y la vista rosada de las colinas sazonada de la charla de las esposas ¿donde estará la maleza? se habrá ido ¿Donde estará el águila? se habrá ido. Decir adiós al volar… al cazar… la esencia de la vida empieza a extinguirse…

Nosotros entenderí­amos si supiéramos lo que el hombre blanco sueña ¿qué espera describir a sus hijos en las largas noches de invierno? ¿qué visiones arden dentro de sus pensamientos? ¿qué desean para el mañana?… Pero nosotros somos salvajes. Los sueños del hombre blanco están ocultos para nosotros, y por ello caminaremos por nuestros propios caminos. Si llegamos a un acuerdo será para asegurar su conservación como lo han prometido.

Allí­ quizá podamos vivir nuestros pocos dí­as como deseamos. Cuando el último piel roja se desvanezca de la tierra y su memoria sea solamente una sombra de una nube atravesando la pradera, estas riberas y praderas estarán aun retenidas por los espí­ritus de mi gente, por el amor a esta tierra como los recién nacidos aman el sonido del corazón de sus padres.

Si les vendemos nuestra tierra, ámenla como nosotros la hemos amado. Preocúpense de ella, como nosotros nos hemos preocupado. Mantengan la tierra como ahora la adquieren, con toda su fuerza, con todo su poder y con todo su corazón. Presérvenla para sus hijos, y ámenla como Dios nos ama a todos nosotros. Una cosa sabemos; su Dios es nuestro Dios. La tierra es preciosa para él. Ni el hombre blanco está exento de su destino.

Indio Seattle

Hay 63 comentarios

  1. bucanero
    Jueves, 3 de Junio de 2010 a las 22:50

    Cuantos caminos debe el hombre recorrer antes de poder llamarlo hombre. La respuesta está en el viento ( Bob D.) Conciencia e incertidumbre, todo es lo mismo y el resto es igual, no podemos ser más que profundamente humanos, parte del todo que no es más que armonía y paz; nuestro deber y destino, a pesar de que en veces pareciera que todo conspira contra él: es la armonía-paz-felicidad. Indudablemente que el mundo marcha como debiera. Cómo ? Sí, el dolor, el sufrimiento, el llanto, la injusticia, tanto inocente pisoteado y tanta criatura humillada, esta realidad no existe sino por una sola razón. Para que viéndola, cambiemos, pero pareciera que somos tan insensatos que la vemos y no cambiamos.
    Que tu santidad no irrite l insensato !

  2. Mary
    Jueves, 17 de Junio de 2010 a las 15:49

    Desafortunadamente, con el tiempo, nos percatamos de que todo ha sido en detrimento de nuestro medio ambiente, no podemos culpar al progreso, antes bien con este mismo podríamos implementar medios y/o técnicas que nos ayudaran a resarcir el daño ocasionado; paradójicamente las culturas más avanzadas, son las más dañinas con el planeta y, de allí nos desprendemos todos.

  3. Luis
    Domingo, 11 de Julio de 2010 a las 02:20

    Después de leer esas sabias escrituras he sentido en dolor tan grande como si a mí mismo me lo hubieran hecho, como si me hubieran profanado la armonía de todo mi ser ,he llorado como un niño cuando le hacen daño, sin misericordia, he llorado por todos nosotros ; que no sabemos ni a donde vamos ni por que existimos, de verdad que dolor siento… que pena tengo..duele mucho…ver cómo nos destruimos unos a otros, duele el corazón, de verdad.. solo queda tomar conciencia de nuestra verdadera existencia, de lo que realmente importa de nuestra existencia… EL AMOR por todo lo que nos rodea…
    Pero al mismo tiempo me siento feliz porque no he perdido el amor que llevo dentro, ni la sensibilidad como ser humano como un ser maravilloso; y a la vez me llena de valentía para poder afrontar esta realidad que es muy horrenda, cuenten conmigo hermanos míos, para contribuir a ser más humanos cada día; estoy con ustedes porque son parte de mi ser, de mi sangre… de mi todo, HERMANOS MÍOS, como dice el sabio JEFE INDIO SEALTH.
    Que Dios me los Bendiga…hasta pronto.
    bravesoullhv@hotmail.com

  4. merly
    Jueves, 9 de Septiembre de 2010 a las 19:26

    esa carta me llego a lo mas profundo de mi alma la ley por que a mi hija se la dejaron en el colegio y pienso que todo lo que en ella se dice es la cruda realidad. nosotros no merecemos esa tieera por que no sabemos cuidarla al contrario la estamos acabando. por que si no fuera asi no talaramos los arboles y no tubieramos el problema de nuestro medio ambiente.

  5. Martes, 12 de Octubre de 2010 a las 10:21

    me a gustado un monton nunca lo habia leido

  6. Brenda
    Sábado, 2 de Abril de 2011 a las 01:59

    Los continentes se dividieron,ese pensamiento del jefe piel roja,es un gen de la filosofía Indú que tiene miles de años.Y esas palabras tienen mucha profundidad y verdad.

  7. Filomena
    Sábado, 2 de Abril de 2011 a las 02:14

    Los indios tenían cierta sabiduría aunque los europeos los consideraran en menos
    por ser un pueblo sin adelantos en técnica.

  8. Viernes, 15 de Abril de 2011 a las 11:19

    =

  9. HILDO
    Lunes, 11 de Julio de 2011 a las 01:19

    ¡ cómo les cuesta a algunos ( se evidencia más en los “gallegos”) aceptar que los aborígenes tenían y tienen,hoy más que nunca, TODA LA RAZÓN.- Miren nomás lo que le está pasando a nuestro POCO QUERIDO Planeta. Hay algunos que hablan de “falta de deseos de progreso” de parte de los pueblos originarios….De qué progreso hablan? ¿del nuestro? jaja Da risa,¿verdad? Mirá lo que le trae el progreso a Japón, Chile…

  10. Miércoles, 13 de Julio de 2011 a las 03:01

    me gusto porque se pelearo y luego se contentaron y porque abla del planeta tanbien ohir que trae mucho progreso a japon y chile jajajajajjajajajajajajajajaj porque se rien mucho los dos bueno yo creo que eso es odo or hoy los quiero mucho si buena suerte para todos y para todas en este dia tan marabilloso que tubimos hoy y les quiero agradeserv por todo lo que me an dado en todo recuerden sienpre cuentan con migo para lo que sea ahunque no para lo que sea ustedes saben bueno si estan deacuerdo con migo pongamen en su facebook y para los que no tienen son muy anticuados y viven en el siglo pasado bueno los quiero mucho

  11. ALEJANDRO
    Martes, 29 de Noviembre de 2011 a las 10:55

    EH LEIDO LA CARTA DEL INDIO SEATTLE, ASI COMO TODOS LOS COMENTARIOS, NO PERDERÉ TIEMPO EN SU AUNTENTICIDAD, LO QUE IMPORTA, LO ESENCIAL ES SU CONTENIDO PERO AUN MAS SU MENSAJE.Y SI CIERTAMENTE NOS LLEGA Y HACE REFLEXIONAR COMO SOLEMOS DECIR, ENTONCES CADA UNO QUE LA CONOCEMOS TENEMOS UN GRAN COMPROMISO, INCLUYENDOME A MI: AMAR NUESTRO HOGAR ES DECIR CUIDAR NUESTRO PLANETA Y ENSEÑAR A NUESTROS HIJOS. EL HOMBRE ES EL UNICO SER QUE SE AUTODESTRUYE, ENTONCES PRIMERO DEBEMOS APRENDER AMARNOS NOSOTROS MISMOS PARA PODER CUIDAR A NUESTRA MADRE TIERRA, Y CONTRIBUIR CON NUESTRO GRANITO DE ARENA COMO YA LO HABIAN MENCIONADO ANTERIORMENTE, POR QUE LAS GRANDES COSAS SE HACEN DE PEQUEÑAS. Y AGRADEZCO A DIOS Y A LA VIDA HABER DISFRUTADO DEL VIENTO, LA BRISA DEL MAR,DE LOS RAYOS DE SOL,LA LUNA, LOS ANIMALES Y HABER CONVIVIDO CON MIS HERMANOS. TODO SE RESUME EN LA PALABRA AMOR FACIL DE DECIR PERO UN POCO DIFICIL DE PRACTICAR; ENTONCES NO PERDAMOS TIEMPO DISFRUTEMOS DE LA VIDA EN ARMONIA CON LA NATURALEZA. FELIZ DIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

  12. Sábado, 29 de Diciembre de 2012 a las 01:15

    es algo para meditar, para pensar e imaginarse lo que va a hacer la tierra en el futuro, a ese indio lo pondria de presidente del mundo entero, VIVA GERONIMO un indio visionario y de eso hace 158 años, OTRA VEZ VIVA GERONIMO.

  13. Sábado, 8 de Febrero de 2014 a las 20:48

    (Y)


¿Quieres dejar un comentario?